Una representación de Centros Odontológicos Romano estuvo presente en el congreso de la Sociedad Española de Implantes

El pasado mes de junio, León acogió el congreso de la Sociedad Española de Implantes, y no quisimos perdérnoslo. Una representación de Centros Odontológicos Romano se desplazó hasta la ciudad castellana para asistir con interés a una reunión que ya se ha convertido en un foro científico más que en un congreso al uso, ya que ha impulsado la implantología oral de una forma decisiva entre los profesionales en los últimos 50 años, convirtiendo los implantes en algo cotidiano.

El jueves por la tarde comenzaba la primera de las dos ramas del congreso: el foro universitario. En él, los dentistas más jóvenes y postgraduados presentaron las contribuciones científicas de las líneas de investigación más importantes de universidades tanto españolas como extranjeras. La otra rama consistía en una serie de ponencias de especialistas de prestigio nacional e internacional, durante el viernes y el sábado, que mostraron las tendencias más actuales de implantología con un particular sentido crítico positivo.

Esta segunda parte del congreso de la Sociedad Española de Implantes trató temas que destacaron por encima de los demás, alguno de los cuales nos llama la atención en Centros Odontológicos Romano ya que necesita una habilidad concreta por parte del laboratorio protésico, y para la que contamos con personas especializadas en el tema. Uno de ellos fue la técnica Bopt en rehabilitaciones sobre implantes: el concepto se aplica en las prótesis que se colocarán sobre los implantes del paciente, independientemente de si son molares, premolares, caninos o incisivos.

La técnica consiste en diseñar en el laboratorio protésico una estructura de metal-porcelana sobre implantes, en cuyo modelado se realiza un sobrecontorneado de la porcelana, con el fin de conservar los tejidos peridentarios en el tiempo. La clave nos la da la línea de determinación de dicha porcelana, gracias al diseño Bopt se ha demostrado que la encía que queda alrededor, y entre implantes conserva sus fibras colágenas estables y gruesas, lo que implica un mayor espesor de tejido gingival alrededor de la corona protésica y, de esta manera, se mantienen protegidos los tejidos óseos de soporte en el tiempo.

También en el congreso se habló de otra práctica distinta que en Centros Odontológicos Romano realizamos desde hace años: la regeneración ósea guiada horizontal y vertical. Los implantes, hoy en día, se consideran una de las prácticas habituales en toda clínica dental, pero en gran parte de esos tratamientos es necesario echar mano de la regeneración ósea guiada para colocar el implante en una posición adecuada. Si no se realiza una regeneración para volver a tener suficiente hueso, la colocación del implante será incorrecta y dará problemas, tanto estéticos como funcionales.

De entre las muchas ponencias interesantes a las que la representación en León de Centros Odontológicos Romano pudo asistir, también destaca la que trataba acerca de implantes cortos y extracortos. Calificados como “una alternativa reconstructiva”, los ponentes mostraron cómo la implantología moderna se dirige hacia tratamientos quirúrgicos de mínima invasividad. Más que intentar crear un medio adecuado para la fijación de implantes, se buscan unos que se adapten de manera sencilla a las condiciones anatómicas del paciente. El sistema de implantología corto y extracorto es ideal para cuando no hay suficiente altura y no se quiere buscar una tercera vía ni recurrir a técnicas más agresivas, como la elevación del seno maxiliar o la transposición del nervio dentario inferior.

En definitiva, el congreso de la Sociedad Española de Implantes tocó temas de lo más variado e interesante, actualizó con nuevos casos prácticas ya conocidas y, sobre todo, centró el debate entre lo digital y lo analógico, con un futuro digitalizado ya a nuestro alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *